El Carnaval en Brasil guarda su origen en diversos rituales paganos de la primavera. Allá por la Edad Media, acostumbraban ser celebraciones salvajes hasta la intervención, respecto a su templanza en Europa de la Reforma y la Contrarreforma. Pero ni siquiera la mano de hierro de la Inquisición pudo sofocar esta celebración en la colonia portuguesa, donde adquirió vestimentas indígenas y ritmos africanos.

Fechas e información

Una teoría insinúa que el término “carnaval” proviene del latín carne vale, que tiene el significado “adiós a la carne”, en referencia a los 40 días de privación de comer carne y de otros antojos mundanos intrínsecos de la Cuaresma. Así que para reponer las inminentes carencias, los pecados se juntan previamente con desbocados festejos en honor del rey Momo, que es el rey del Carnaval.

Por si hubiera algún lector despistado, el Carnaval de Río de Janeiro es una gran fiesta excepcional en la que la música y baile dominan las calles durante días enteros. La gran reunión local es el sensacinal desfile de enormes carrozas mecanizadas, trepidantes percusiones y vertiginosos bailarines en el Sambódromo. Pese a que la fiesta abarca toda la ciudad por completo, para todos aquellos que busquen algo más que el espectáculo del gran estadio. El Carnaval Rio de Janeiro 2017 se llevara a cabo entre los días 24 al 28 de febrero.

El caos se incrementa con los turistas que se combinan con los cariocas en las fiestas callejeras y bailes de disfraces que salen por toda la ciudad de Rio de Janeiro. Hay algunos conciertos gratis en distintos sitios (cerca de Arcos do Lapa, en Largo do Machado y en Praça Floriano. entre otros más), mientras que quienes desean algo más decadente pueden asistir a los diferentes bailes que se celebran por todo Río.

En cualquiera de los caso, hay que prepararse para las noches en blanco, las caipirúias (caipirinha, cóctel con alcohol a base de lima, hielo, azúcar y cachaza, siempre tomado con pajita) y la samba, además de ir predispuesto para sumarse al alegre y desbordante gentío.

El Carnaval Rio de Janeiro 2017 en la calle

Sumarse a las bandas y blocos (fiestas callejeras) es una de las mejores maneras de vivir la experiencia del Carnaval de Rio de Janeiro. Estos desfiles consisten en procesiones callejeras de bandas (de música) o blocos (percusionistas y vocalistas) seguidos por todo aquel que quiera mover el cuerpo al ritmo de la música.

Se festejan más de 400 fiestas callejeras durante el Carnaval de Rio de Janeiro, que saturan todos los barrios con el alboroto de los tambores y el sonido de antiguas canciones, por no referir a los miles de juerguistas. Para muchos cariocas, este es el instante álgido del Carnaval de Rio de Janeiro. Cualquiera puede intervenir, disfrazado o no, tararear las canciones y en la Zona Sur sumergirse en el océano al término de la fiesta.

Las escuelas de samba en el desfile del Carnaval de Rio de Janeiro

La experiencia del Carnaval de Rio de Janeiro es poder acudir o participar en un desfile en el Sambódromo. Allí ante algunos 90 000 espectadores (y millones de telespectadores), las 12 escuelas de samba cuentan con 80 min para cantar y bailar mientras atraviesa el monumental estadio al aire libre, diseñado especialmente para este fin por el gran Oscar Niemeyer.

Además de un espectáculo fascinante para los espectadores, las escuelas implicadas en el Carnaval de Rio de Janeiro compiten por los mayores honores, cuyos resultados se dan a conocer el sábado al término del Carnaval, junto al desfile, de nuevo de los ganadores. El evento se desenvuelve así: cada escuela accede en el Sambódromo a bombo y platillo, mientras la excitación aumenta con los bailarines que marchan por el estadio.

Los anunciadores presentan la escuela y luego la voz del puxador (intérprete) inicia la samba. Miles de voces se le fusionan (cada escuela consta de 3000 a 5000 miembros), y luego atacan los percusionistas, entre 200 y 400 por escuela, que marcan el ritmo del desfile. Después aparecen las alas primordiales. Las inmensas carrozas alegóricas, el ala infantil, la de las celebridades y la de las baianas (mujeres vestidas como matronas de Bahía), que rotan con sus finas y anchas faldas de miriñaque.

Las vestimentas en el Carnaval de Rio de Janeiro son fastuosos, con tocados de plumas de 1.5 m, extensas capas de lentejuelas al vuelo y tangas de pedrería. El desfile completo es a su vez un complicado concurso. Un jurado selecciona la mejor escuela en base a muchos parámetros, que incorporan la percusión, la samba do enredo (tema musical) y la armonía entre la percusión. El canto y la danza, los trajes, las coreografías, las decoraciones y las carrozas.

El concurso de danza en el Carnaval de Rio de Janeiro es muy disputado, pues los ganadores no se convertirán solo en el orgullo de Río sino de todo Brasil. Los desfiles del Sambódromo comienzan con los mitins (jóvenes de las escuelas de samba) la noche del viernes de Carnaval, y siguen el sábado en la noche con las escuelas del Grupo A. Las noches del domingo y el lunes son las más relevantes, cuando desfilan las escuelas del Grupo Especial, que son las 12 destacadas escuelas de samba del Carnaval de Rio de Janeiro: seis el domingo y seis el lunes.

El sábado siguiente, las seis destacadas escuelas del Carnaval de Rio de Janeiro vuelven a participar en el Desfile de los Campeones, cuando las entradas suelen ser más accesibles. Todos los desfiles comienzan a las 21.00 y terminan sobre las 4.00. La mayoría de visitantes se queda durante tres o cuatro días, y muchos asisten a ver en particular a su favorita: y es que todo carioca que se precie apoya a una escuela en particular, al igual que pasa con el fútbol.

Los más extremistas pueden vestir con los colores de su escuela y aprenderse la letra de la canción musical (publicada en la página web de la escuela) para cantarla mientras avanzan por el Sambódromo. Si quieres gozar del Carnaval de Rio de Janeiro 2017 ya puedes preparar tu viaje y vacaciones en Brasil entre el 24 al 28 de febrero.